Mirela mare de P4 i P3

Ramón Llull no sólo tiene unos espacios muy impresionantes, amplios y con mucha luz como ya no se hacen más, sino que es una escuela abierta, plural e inclusiva. Una escuela en la que se les enseña a los niños a aprender a aprender y a convivir en sociedad más allá del cole. Una grata sorpresa.